Aprendiendo a perdonar de corazón – Lo que no pueden pagar.

No puedes perdonar si no sabes cuánto te fue robado.

Jesús nos dijo qué perdonar es una decisión del corazón, por mucho tiempo nos han enseñado a perdonar con la mente y es un buen comienzo, pero lastimosamente no es suficiente para quitar el dolor y la ira del recuerdo doloroso del pasado. Para ser totalmente libre necesitamos perdonar desde el corazón.

“Eso es lo que les hará mi Padre celestial a ustedes si se niegan a perdonar de corazón a sus hermanos” Mt. 18:35

Para poder perdonar desde el corazón necesitamos definir el “corazón” el corazón es la capacidad de sentir una emoción qué está llenando todo nuestro nuestro interior y qué tiene la influencia de volvernos alegres o tristes.

Ahora te pido que hagas esta declaración, repite en voz alta:

“Yo amo perdonar”

Más que un asunto de voluntad el perdón es un asunto del corazón.” Tú voluntad es tuya tu corazón eres tú “

Duele perdonar porque te están robando, pero tú no puedes vivir a través de la herida que te infringieron.

Ejemplos de heridas y de las cosas que nos robaron

  1. Cuando una niña fue violada y de grande no puede hacer familia.

  • Te robaron tu feminidad.
  • Te robaron la inocencia.
  • Te robaron la habilidad de ser mujer.
  • Destruyeron la capacidad de poder relacionarte libremente y de forma amorosa.
  • Destruyeron tu capacidad de disfrutar una relación amorosa íntima.
  • Te robaron la experiencia de tener un matrimonio feliz y tener hijos.
  • Te robaron el chance de ser abuela.
  • Te robaron la habilidad de tener un matrimonio estable.
  • Te robaron la capacidad de confiar en los hombres.
  • Pusieron confusión sobre tu identidad sexual
  • Et…

2.  Cuando tuviste un padre ausente.

  • Te robaron la habilidad de ser un padre.
  • Te robaron experimentar el sentir el abrazo amoroso del padre.
  • Te robaron la dicha de recibir un helado y compartir en el parque.
  • Te robaron la capacidad de sentirte protegido.
  • Te robaron experimentar el amor y escapar a la adicción.
  • Me robaron la capacidad de dar y recibir amor.
  • Te robaron la oportunidad de confiar en las autoridades que Dios ha puesto sobre ti.
  • Te robaron la capacidad de dar y recibir afecto.
  • Te robaron la habilidad para confiar en Dios, en las personas y en ti mismo.
  • Etc…

Pronunciando Perdón

Dios nos dice que:

Pero, si confesamos nuestros pecados a Dios, él es fiel y justo para perdonarnos nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad. (1Jn 1:9)

Ya que has confesado tus pecados, ahora te declaro perdonado y limpiado de toda maldad de acuerdo con Su Palabra “.

Pídele al Espíritu Santo que te llene de su amor y sabiduría para saber cómo relacionarte con estas personas si tú todavía estás en relación con ellos.

Un Modelo de Oración para Perdonar a los demás

Repite:

“Gracias, Jesús, por morir en mi lugar para perdonarme. Como un acto de mi voluntad, ahora elijo perdonar a aquellos que me han herido o han pecado contra mí.

Perdono a _______________________ por _______________________ (sea específico)

Doy a cada uno de estas personas el regalo del perdón incondicional. No me deben nada. Te los encomiendo, Dios. Bendigo a cada uno en Tú nombre.

Señor, te pido que me perdones por mi respuesta inmadura a la ofensa y al dolor. He juzgado a estas personas a quienes he mencionado con actitudes y palabras equivocadas y con amargura y enojo

(Sea específico). Ahora te pido que me perdones por mis respuestas malvadas y pecaminosas ………. (Habla de las maneras groseras en que has respondido al dolor que la gente te ha causado).

Perdóname por estas y otras cosas pecaminosas y ocultas en mi corazón que le han dado al enemigo el derecho legal para atormentarme. Elijo arrepentirte de estas respuestas y prácticas impías y pecaminosas.

Gracias, Jesús, sé que me perdonas, y me estás liberando. Te pido que vengas y te muevas poderosamente en mi vida para cambiarme”

Perdonándome.

Repite:

“Gracias, Padre, por la cruz y por perdonar todo mi pecado. Elijo ahora perdonarme por__________________________ (sea tan específico). Ya no mantendré estas cosas sobre mi vida, sino que me liberaré de ellas, en el nombre de Jesús “.

Liberando a Dios

Repite:

“Por favor, perdóname, Señor, por culparte y juzgarte por lo que otros me han hecho. Necesito decir las palabras “Te libero, padre”, por las cosas que mi corazón ha mantenido contra ti. Gracias por amarme y prometerme liberarme. Amén”

Share on facebook
Share on twitter

Tarjeta de Conexión