Las molestosas cadenas de oración

Las Molestosas Cadenas de Oración

¿Has recibido alguna vez mensajes extensos y que te dicen al final: si compartes con personas recibirás un milagro?

Aquel que hizo esa cadena de oración tenía una muy buena intensión y a lo mejor un buen mensaje, pero lastimosamente al final nos dice: “comparte con x cantidad de personas y recibirás tu milagro”

Cuantas veces les he criticado en mi corazón a los que me envían estas cadenas y me hacen sentir presionado para compartir.

También si tu vienes de una cultura tradicional roma y española, te enseñaron a hacer oraciones repetitivas. Cuantas veces he criticado en mi corazón a los que hacen estas oraciones. Tal vez pensaba en mi diciendo: “Esto es religión sin vida, como me alegro de que yo no uso ese sistema de oración”

Pero también yo he sido culpable de lo mismo, porque era igual a los que juzgaba solo que de manera diferente, porque en mis oraciones usaban, terminología repetitiva en cada frase o peor aún oraba sin fe, incocientemente pesando que por repetir cualquier tipo de oración Dios me está escuchando. Por ejemplo: Señor te pido por…. Y Señor en este día …. Gracias Señor por…… Si te fijas cada frase viene acompañada de una palabra repetitiva, puede ser cual quier frase incluso “Papito del Cielo……” etc.

Jesús dijo esto:

Cuando ores, no parlotees de manera interminable como hacen los seguidores de otras religiones. Piensan que sus oraciones recibirán respuesta solo por repetir las mismas palabras una y otra vez. Mateo 6:7

Le pregunté al Señor que piensas tú de esto y él me dijo: “Pide menos y dame más las gracias por la forma poderosa en cómo te cuide ayer, tu oras una y otra vez sin ninguna expectativa en que tus oraciones están haciendo algo positivo. Empieza a creer y dame gracias cuando ores”

Es tiempo de que empecemos a agradecerle al Padre del Cielo por escuchar nuestras oraciones, es tiempo de que le creamos, aunque no veamos la respuesta automáticamente contestada a nuestras oraciones, solamente cree y dale las gracias.

Es importante aclarar que no estoy diciendo que no podamos orar dos veces seguidas por una misma oración, habrá ocasiones en las cuales debemos hacerlo, lo que quiero decir es que cuando oremos debemos de dejar de orar de manera repetitiva e incrédula. Así que vamos a pedir menos y a agradecer más después de las oraciones que hayamos orado, esto creará un sistema de dominio y victoria en nuestros corazones.

Así que declara conmigo: “Mis oraciones son poderosas y efectivasé

Share on facebook
Share on twitter

Deja un comentario

Tarjeta de Conexión