Enero 21

Por: Bolivar & Ximena Ramón
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email

Lectura de la Biblia (Logos): 2 Reyes 2:14-20

Meditación Bíblica: Efesios 1:18

Pido también que les sean iluminados los ojos del corazón para que sepan a qué esperanza él los ha llamado, cuál es la riqueza de su gloriosa herencia entre los santos

Rhema (Palabra Hablada)

Señor ¿cuan importante es que yo use los ojos de mi corazón?

Mi hija, usar los ojos del corazón es la vía de comunión conmigo; te llamo dichosa por tu fe hace que me muestre a ti. Los ojos del corazón es una parte de mi lenguaje; yo no hablo mente a mente, sino espíritu a espíritu; es ahí donde tu puedes verme, escucharme y a través de esto enseñarte todo lo que tengo para ti. ¿Recuerdas como estabas antes de conocer el idioma del corazón?

Si Papa, todo estaba siendo una carga y me sentía sin propósito, aun conociéndote no sabía como escuchar tu voz, me encontraba luchando sola, llevada por las circunstancias y tratando de interpretar tu palabra a mi manera.

Recuerdo ese día, así como cuando el día en que te recibí en mi corazón como el Señor de mi vida; de la misma forma recuerdo el día y la fecha en que abriste los ojos de mi corazón y conocí tu lenguaje y puedo identificarlo claramente. Te amo Papa, y te doy gracias por guiarme. Mi vida dio un giro de 180 grados y no soy ni seré la misma. Gracias porque usar los ojos del corazón me ha mantenido en revelación tras revelación y asombrada de todo lo que tu eres.

¿Cómo lo he estado haciendo?

Mi hija, estoy contenta por ti y sobre todo porque en todo el proceso has tenido un corazón abierto para reconocer y recibir sanidad. Un corazón moldeable y sincero es un lugar donde mi Espíritu puede fluir. Sigue buscándome con ese corazón, poniendo tus ojos en Mí, espíritu a espíritu, aprendiendo a esperar y dejando fluir mi voz en tu corazón y escribiendo en tu diario. Tengo mucho para ti

¿Cómo quieres que yo los use?

Deja soltar lo que miras, declara con palabras lo que tu estas viendo; en todo tiempo quiero que me mires, en toda circunstancia, quiero cambiar tu mente y tus pensamientos y guiarte con mi espíritu y que aprendas de Mi. Me has estado preguntando porque no ves cosas mayores que Jesús dijo; y por eso te estoy enseñando a verme: Jesús no hacia nada que no me veía hacer; Jesús no decía nada que no escuchaba de Mi; y quiero llevarte a aprender a verme para que desde lo que yo haga tu hagas en la tierra; eso es llevar mi reino. Quiero que veas lo que yo hago para bajar mi voluntad por medio de ti.

Gracias Papa por lo que tu me dices. Lléname constantemente con tu visión.

Si esto te gustó, apóyanos.

Extiende el Reino de los Cielos

Enterate de los eventos que estan por venir

Conéctate – Crece – Involucrate

Deja un comentario

Tarjeta de Conexión