Encontrando el Corazon de Hijo

Encontrando el Corazón de Hijo

Una de las cosas que aprendemos en la Biblia es el peligro de no rendirle cuenta a nadie y de no someternos a ninguna forma de autoridad. El reino de Dios se establece sobre relaciones, y Dios es un Dios que opera bajo principios de autoridad.

POR BOLIVAR RAMON

En el Libro de Edwars “Perfil de Tres Monarcas” nos habla sobre tres tipos de liderazgo:

  1. El primero representado por Saul: Saúl representa el líder que camina bien por un tiempo, pero que luego se desvía por la perversidad, obstinación y rebelión de su corazón.
  2. Absalón es el segundo modelo del liderazgo paternal. Representa aquel que se pone y se llama a sí mismo para ejercer una función que Dios nunca lo llamó a ejercer.
  3. El tercero es David representa la paternidad de uno que es separado, llamado y enviado por Dios. Este representa aquel que gobierna conforme al corazón de Dios.

Hoy en día en diferentes instituciones de gobierno empresa privadas y eclesiales; se hablan sobre LIDEREAZGO. Pero casi no se habla nada de paternidad.

También la paternidad esta siendo comprendida en nuestra cultura a través de la ola del avivamiento que vino desde Toronto, que se llamó “la bendición del Padre”

Existen los polos apuestos en el liderazgo: el primero pasivo donde tenemos autoridades débiles que no pueden confrontar en amor y dejan en riesgo los valores y principios. El segundo modelo de liderazgo es el controlador y dominante también conocido como paternalismo donde no se puede dejar a los que hijos ser libres y responsables.

Todo extremo es malo lo sabemos, ahora el liderazgo de PATERNIDAD es el balance de los dos extremos anteriores, es un modelo que viene de experimentar la revelación del corazón del Padre, que hace que toda autoridad en lo más profundo desee relacionarse con sus hijos biológicos o espirituales en amor. 

Tu jefe, tu líder de empresa multinivel, presidente de la nación, profesor; no pueden darte este tipo de amor paternal, así que no pongas expectativa en ellos por la carencia de amor.

Para ejercer este liderazgo cada persona que esta en autoridad debe reconocer que; nos gusta no tener a nadie a quien rendir cuentas, pero nos gusta que los demás nos rindan cuentas.

Una de las cosas que aprendemos en la Biblia es el peligro de no rendirle cuenta a nadie y de no someternos a ninguna forma de autoridad. El reino de Dios se establece sobre relaciones, y Dios es un Dios que opera bajo principios de autoridad.

 

Los efectos de este estilo de vida es que trabajamos mucho y cosechamos poco, nos esforzamos en todo, pero con pocos resultados, hacemos algo bueno para Dios esperando que el cambie alguna circunstancia adversa, Oro para que podamos encontrar la revelación del Corazón de Hijo.

Muchos no hemos tenido modelos de Padres, por esta razón no hemos aprendido a ser hijos, Jesús dijo lo que yo veo hacer al Padre eso hago, lo que el Padre me dice eso les digo.

Entonces Jesús afirmó: —Ciertamente les aseguro que el hijo no puede hacer nada por su propia cuenta, sino solamente lo que ve que su padre hace, porque cualquier cosa que hace el padre, la hace también el hijo. (Jua 5:19)

 

Vemos una generación la cual nació entre el año 1984 y el 2002. Esta es una generación que carece de paternidad y también se conoce como la Generación Los Puentes (The Bridgers).

Estas personas fueron abandonadas por sus padres porque los dos fueron a trabajar y dejaron a los hijos sin cuidado, sin afecto. Esto ha creado una generación de hijos rebeldes que no conocen valores y que su falta de afecto, lo compensan con abuso de drogas, alcohol, redes sociales, juegos de video, adicciones sexuales; ellos buscan gratificarse por su propia cuenta de alguna manera la carencia de afecto que no recibieron, hay una generación de jóvenes que les teme al COMPROMISO de matrimonio, esto esta trayendo una ola de abusos sexuales y de violaciones porque no pueden controlar sus impulsos que están cargados de energías demoniacas.

Esta es la gran oportunidad que el mundo esta esperando para experimentar el corazón del Padre, de saber que Dios envió a su hijo, el único Hijo de Dios que se convirtió en hijo del hombre para que los hijos de los hombres nos convirtiéramos en hijos de Dios.

Vino a lo que era suyo, pero los suyos no lo recibieron. Mas a cuantos lo recibieron, a los que creen en su nombre, les dio el derecho de ser hijos de Dios. (Jua 1:11-12)

Tener el corazón de Hijo es saber que tienes alguien a quien le rindes cuentas de tu vida privada y de los momentos ocultos y las luchas internas que tienes en el corazón, para recibir oración y liberación.

Le pido a Dios que despertemos a reconocer esta necesidad y que podamos experimentar el abrazo del Padre y convertirnos en hijos y no caminar como huérfanos independientes por la vida cosechando de los errores que cometemos, para que el maligno lo use para ponernos en contra de Dios como si él fuera el culpable de nuestros erros.

Dios es bueno, todo el tiempo y desea que vengas hacia él para transformar tu corazón de piedra en un corazón de carne y darte el corazón de Hijo. Si le pides al Padre del Cielo pan el no te dará una piedra.

Espero que esta reflexión te lleve a desnudar tu corazón huérfano, lleno de temores, inseguridades, activismo laboral, enfermedades físicas que vienen por la presión emocional y las relaciones humanas rotas, es tiempo de que vengas a los brazos del Padre.

» Estoy por enviarles al profeta Elías antes que llegue el día del SEÑOR, día grande y terrible. Él hará que los padres se reconcilien con sus hijos y los hijos con sus padres, y así no vendré a herir la tierra con destrucción total.» (Mal 4:5-6)

El espiritu de Elías es el espiritu de la Paternidad y esto ya esta disponible para ti. A esto lo llamamos y lo podemos etiquetar como: avivamiento, reino de Cielos, cultura de reino, sobrenatural, sanidades y milagros, sanidad del corazón, fuego…

Así que emprendió el viaje y se fue a su padre. » Todavía estaba lejos cuando su padre lo vio y se compadeció de él; salió corriendo a su encuentro, lo abrazó y lo besó. (Luc 15:20)

 

La religión busca que las personas hagan actos buenos para merecerse a Dios, en el Avivamiento experimentamos al Padre que salió a buscar a sus hijos.

2 comentarios en «Encontrando el Corazon de Hijo»

Deja un comentario

Tarjeta de Conexión