El Silencio a vez es más productivo

Por: Bolivar Ramón

Lectura de la Biblia (Logos): Efesios 1:1-14

Meditación Bíblica: Salmo 62:5

Que todo mi ser espere en silencio delante de Dios, porque en él está mi esperanza. (Sal 62:5)

Rhema (Palabra Hablada)

Mi hijo amado deseo bendecirte abundantemente, pero a veces veo que no tienes expectativa en mí del bien que quiero hacerte. Tú no eres digno por ti mismo, pero te has convertido en digno porque has sido lavado por la sangre de Jesús.

Deseo bendecirte en toda tu vida, pero mi bendición no está condicionada a lo que has hecho o dejado de hacer. Yo no soy como un padre terrenal cuya aprobación viene por la manera de hacer las cosas. Yo deseo que me obedezcas, pero tú tienes mi bendición y aprobación, ya que has sido redimido por la preciosa sangre de Jesús. Mi amor no es un amor condicional.

Te amo, confía expectante esperando que bendiga tu vida. Tu esperanza está en mí y en mis palabras, no mires a las circunstancias pon tus ojos en mí. En este día déjame ser tu confianza, pon toda tu confianza en mí yo te bendeciré

Comparte
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email

Si esto te gustó, apóyanos.

Extiende el Reino de los Cielos

4 comentarios en «El Silencio a vez es más productivo»

Deja un comentario

Tarjeta de Conexión