Cómo desarrollar tú potencial

¿Sino fueras a la iglesia el domingo que estarías haciendo?

¿Si no fueras voluntario irías a la iglesia?

¿Si no fueras líder irías a la iglesia?

 

POR BOLIVAR RAMON

Las cifras son alarmantes, personas van a la iglesia como ir a un restáurate, comen mientras no se relacionan con la mesa de alado, algunos colocan una ofrenda de lo que les sobra otros se hacen los disimulados y se van saliendo. El crecimiento espiritual no tiene valor, por mirar bajo esos lentes a la Iglesia muchos están teniendo crisis de identidad, sufren de ansiedad para tomar decisiones (que regularmente son incorrectas) para luego tener familias inestables, los que tienen hijos no saben criar a los hijos, los hijos se casan muy parecido a como se casaron sus padres, la dependencia en los parientes quienes son garantes de las deudas se vuelve su influencia, su crecimiento espiritual no es una prioridad.

 

La mayoría de los presos, adictos, enfermos, LGTB, los que están en bancarrota de alguna manera estuvieron en la iglesia cuando eran niños. La sociedad va a la Iglesia, pero la Iglesia no tiene influencia sobre sus vidas personales.

Pero cuando la Iglesia es una Familia, el enfoque es el amor, el enfoque es tener padres y madres espirituales, el enfoque es el crecimiento en intimidad con Dios y el desarrollo de los dones para dar gloria a Dios. El fluir del Espiritu Santo en esa vida se vuelve algo único, su tarjeta de presentación es el amor. En una iglesia familiar cumplir la gran comisión y hacer discípulos, significa ayudar a los hijos a desarrollar el llamado y el potencial que Dios les a dado para que entren su destino, eso no se trata de cuantos feligreses vienen a la reunión sino cuantos hijos están viviendo en lo sobrenatural en cada aspecto de sus vidas y esto les esta abriendo puertas para gobernar las áreas de influencia en la cultura.

Estas son las familias del Reino de los Cielos en la tierra. En una familia sana, el padre y la madre quieren que sus hijos tengan éxito y vayan más lejos que ellos. Se sacrifican para que sus hijos tengan una vida mejor que ellos y sean mejores que ellos. Pero para lograr eso, los padres sabios entrenan a sus hijos y los incorporan en la visión para toda la familia. No es dejar que los niños hagan lo suyo aparte de la familia, o exaltar al niño tanto que los padres atiendan a todos los caprichos del niño. ¡No! Tampoco es hacer que el destino de cada niño individual sea más importante que el de los padres, pero los padres involucran a los hijos en el destino de toda la familia como parte del proceso de desarrollo. Y eso incluye disciplinarlos y entrenarlos para que maduren y aprendan responsabilidad … para que eventualmente los niños se conviertan en adultos maduros y padres sabios que críen una nueva generación … y así sucesivamente. Eso es multiplicación generacional.

“Una Iglesia Familiar permite que cada miembro sea diferente el uno del otro y sin embargo estén unificados en corazón y propósito”

¿Tú habías visto de esta manera la Iglesia? ¿Quisieras ser miembro que se une en un solo corazón y propósito?

Pídele a Dios por padres y madres espirituales, reconoce que te gusta estar solo e independiente, pero que no vas a ningún lado; es como jugar futbol sin pelota y sin arco, solo lleno de actividades en la cancha de la vida, sin encontrar propósito y destino.

Es tiempo de que vengas a casa y busques rendir cuentas.

Ellos tienen la responsabilidad de preparar al pueblo de Dios para que lleve a cabo la obra de Dios y edifique la iglesia, es decir, el cuerpo de Cristo. Ese proceso continuará hasta que todos alcancemos tal unidad en nuestra fe y conocimiento del Hijo de Dios que seamos maduros en el Señor, es decir, hasta que lleguemos a la plena y completa medida de Cristo. Entonces ya no seremos inmaduros como los niños. No seremos arrastrados de un lado a otro ni empujados por cualquier corriente de nuevas enseñanzas. No nos dejaremos llevar por personas que intenten engañarnos con mentiras tan hábiles que parezcan la verdad. (Efe 4:12-14)

2 comentarios en «Cómo desarrollar tu potencial»

Deja un comentario

Tarjeta de Conexión